Blogia
Beltza Records

JESS FRANCO & LINA ROMAY

JESS FRANCO & LINA ROMAY EXTRAS (Music Catalog)

Jesús Franco en Tenerife - 5 minutos frente a una botella de agua.

La Viceconsejería de Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias y la Universidad de La Laguna se complacen en invitarle a la conferencia Un cordobés llamado Orson Welles a cargo del director Jesús Franco.

Es de no creerlo. El efecto que provoca la mezcla en una misma frase de los conceptos Gobierno de Canarias y Jesús franco me asfixia con su imposibilidad cósmica. La invitación, una cartulina marrón donde además figuran los logotipos de Filmoteca Canaria y el Aula de Cine universitaria, anuncia que el acto tendrá lugar en el cine Víctor, el jueves 28 de abril, enmarcado en las actividades del IV Centenario Quijote.

Si las paredes de este cine hablaran podrían contar historias sobre mis primeras erecciones inducidas por imágenes en movimiento, cómo se me puso dura la primera vez que vi a Martine Beswick rodar por el suelo agarrada a la cabellera de Aliza Gur, cómo temblé al ver a Christopher Reeve siendo zarandeado por Terence Stamp y Sarah Douglas, cómo ensamblé las piezas del morbo guiado por las manos de Herbert West, aventuras todas salvajes siempre tratadas como grandes estrenos en el Víctor, la última sala de cine de Santa Cruz de Tenerife.

Una vez perdida la batalla contra las multisalas y sus centros comerciales, este magnífico espacio fue adquirido por el cabildo y pasó a convertirse en pantalla institucional, así como el Teatro Baudet cambió las sesiones dominicales de King Kong, Orca, la ballena asesina y Flash Gordon por los manuales de temática canaria. El Víctor ahora proyecta cine iraní, turco, coreano, francés, alemán, argentino, español, italiano, todo en versión original durante tres días a la semana. Por último he visto incluso apretadas convenciones de evangelistas que tapan con sábanas la programación en curso.

Y aquí estoy de nuevo –la última sesión que recuerdo fue el estreno de Instinto Básico-, esperando a que Jesús Franco y Lina Romay aparezcan por la Rambla de Pulido o por la maltratada Rambla General Franco (sic). Para mi perplejidad, no hay remolinos de freaks, cinéfagos y cinéfilos alrededor, ni siquiera veo los trajes oficiales de rigor. El portero, que un cuarto de hora antes ha despachado con mutismo y ademán recio mi pregunta sobre la llegada de organizadores y conferenciantes, me deja pasar, diría que es el mismo señor odioso que no me dejó entrar en su día a Humanoides del abismo y a Piraña.

En el bar unos pocos hojean trípticos y panfletos varios mientras dos figuras sentadas en la barra hablan con el proyeccionista, a quien conozco de mis días de Mario Bava, Russ Meyer y Clive Barker en el paraninfo lagunero. Sí, es con el mismísimo Jesús Franco que J.A. discute sobre formas y formatos, así que por los viejos tiempos espero amortiguar mi intromisión en una charla que el tío Jess disfruta. Mi proximidad no ha pasado desapercibida a Lina Romay que atiende simultáneamente la conversación y los movimientos circundantes. Me acerco al campo de visión de J.A., qué tal, desde cuándo y tal, pero por la izquierda avanza una melena que sujeta las memorias de nuestro director favorito, un fan de verdad, por fin, justo en el momento más inconveniente, para mí claro; quiere saber si puede pedir un autógrafo, J.A. duda, yo me escapo a la derecha y reclamo la atención de Lina Romay.

Sergio: Buenas noches señora Romay, ¿podría hacerles unas preguntas?

Lina: Bueno, si es rápido porque entramos ya a la conferencia.

S: Después de la conferencia y de la película –se proyecta el montaje de Jesús Franco y Lina Romay del Don Quijote de Orson Welles-, ¿habrá sesión de preguntas?

L: No, no, nosotros nos vamos, nos sabemos la película de memoria.

S: ¿Imaginaron alguna vez estar aquí en Canarias de esta manera, invitados oficialmente?

Jesús: Pero si nosotros hemos venido mucho a Canarias, lo que nunca con permisos. Con un productor que tuve sí conseguía permisos para rodar en Gran Canaria -las dunas de Maspalomas dan un encanto extra al Oasis de los zombis-, pero en Tenerife nunca. De verdad que todavía espero que aparezca un gris por la espalda y me pida que le acompañe. Sin embargo ahora es venga por aquí señor, bienvenido, jaja.

S: He buscado por internet datos sobre Anne Libert y Britt Nichols, dos actrices con filmografías que se cortan hace treinta años, ¿dónde están?

J: De Britt Nichols te puedo decir que está feliz y casada con un futbolista argentino que es quien no la deja rodar. Una lástima, esa chica con esa frescura, que está estupenda en Drácula contra Frankenstein, por ejemplo.

S: Y en Una vírgen entre los muertos vivientes se sale.

J: Sí, sí. Un día me llama Roman Polanski y me pide consejo para encontrar a la protagonista de su próxima película, Ché?, y yo le digo que Britt Nichols y le doy el número de teléfono, pero el futbolista que no, ni Polanski ni nada. Habría hecho maravillas.

S: ¿Por qué en Inglaterra y Alemania puedo comprar unas fantásticas ediciones de sus películas y en España no puedo ni alquilar la penúltima, Killer Barbys contra Drácula?

J: Porque estamos en lo de siempre, nada ha cambiado y las personas que llevan todo esto no tienen ni idea. Los alemanes y los americanos que son mucho más listos saben que sacas un producto de calidad un poco más caro y tienes unas ventas aseguradas.

S: ¿Se ha encargado usted personalmente del nuevo doblaje español de La Fille de Dracula, publicada por XRated KultDVD?

J: Sí.

L: Sí, sí.

S: ¿Saben ustedes las condiciones en que se comercializan algunas de sus películas en España?

L: Sí, algo sabemos.

J: El Conde Drácula la han sacado horrorosa, muy mal.

S: Por no hablar de La hija de Frankenstein, que no ves más que manchas de negro azul y el doblaje de Anne Libert graznando por allí, y las de Orloff, como en los años del vídeo.

J: Todas así, lo de siempre.

S: ¿Para cuándo un libro de memorias de Lina Romay?

L: Uff, qué va, todavía no.

S: Pero algún día sí, por favor.

L: Más adelante, quizás…

S: Un consejo de belleza.

L: Beber agua.

S: Y uno de inteligencia.

L: Ese es más difícil, mmm, leer mucho.

S: Gracias por sus películas.

L: Gracias.

S: Señor Franco, ¿me firma su libro?

J: Claro.

L: Yo te hago de clip con la portada, mira, una cosa nueva, pisapapeles, jaja.

Al término de la conferencia, una sucesión de anécdotas humorísticas y apuntes siempre lúcidos sobre la creación, la producción, el coleccionismo, y el peligro de hacerse enemigos entre las filas de los poderosos, salgo a la noche y caminando llego hasta la fachada de las novísimas salas Renoir en Tenerife, donde todas las películas se proyectan en versión doblada. Habrá que esperar a la edición dvd, inglesa por supuesto, de los Millions de Danny Boyle. Lo de siempre, para no creértelo.

Texto: Sergio Oliveri

Otro artículo de Sergio AQUÍ (FRIGHTFEST 2004 - LONDON)

Una vez más agradecer a nuestro intrépido reportero canario su fabulosa colaboración. Jess Franco y Lina Romay se lo merecen. Keep on the trashy-cinema!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Cine de Terror -

Jess Franco es un tío grande. Recomiendo especialmente los dilms eróticos de los 70: Eugenie, Vampyros Lesbos o She Killed in Ekstasy.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres